El Jefe del Programa F-16 de la Fuerza Aérea Argentina expuso nuevos detalles de la adquisición del caza multirol

Fecha:

Teniendo como marco la última sesión de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación, con motivo de la presencia del Secretario de Asuntos internacionales de la Defensa, Juan Battaleme, esta contó con la participación de Jefes del Programa F-16 de la Fuerza Aérea Argentina. A lo largo de su exposición, el Vicecomodoro Juan Manuel Sosa, acompañado del Vicecomodoro Cristian Darío Giaccaglia, en calidad de Jefe Gestión de Implementación, respondieron a una serie de preguntas de los legisladores que permitieron conocer algunos detalles y actualidad de la incorporación del nuevo caza multirol.

A lo largo de su exposición, los mandos militares fueron consultados sobre el proceso de selección del caza de origen estadounidense por sobre otras opciones, algunos de los criterios de selección, capacidades y limitaciones del sistema de armas adquiridos recientemente a Dinamarca. Otras cuestiones preguntadas por los Diputados de varios espacios políticos hicieron mención a la adquisición de aeronaves complementarias a los F-16, como su horizonte operativo y vida útil.

En primer lugar, consultado sobre el proceso de selección del nuevo caza, el Vicecomodoro Sosa hizo mención a que el proceso de evaluación no es nuevo, ya que tiene sus orígenes entre los años 2010 y 2011 cuando aún los cazas interceptores Mirage/Finger se encontraban operativos. Se buscaba en esa oportunidad incorporar una aeronave que permitiera una transición sin perder capacidades, cosa que termino ocurriendo con la baja sin un reemplazo selección de los deltas en 2015.

Sin embargo, el proceso de evaluación y conformación de una matriz de datos continua a fin de presentar al poder político la mayor cantidad de datos y detalles sobre los candidatos evaluados. Desde el 2019 se hizo mención que el proceso de evaluación contemplo a propuesta basadas en KAI FA-50 de origen surcoreano, el MiG-35 ruso, el HAL Tejas de la India, el JF-17 Thunder de China y al F-16 de los Estados Unidos, a través de Dinamarca.

“… la fuerza aérea no empezó este proceso en el año 2019, lo empezó más allá por el 2010,2011. Previo a la desprogramación de un sistema de armas. No se sale a buscar un sistema de armas una vez que se desprograma, sino que se be buscar con anterioridad, a los fines de poder superponer operativamente y que no nos quedemos sin un sistema de armas, como en este caso fue haber perdido la capacidad supersónica del país…”, expresó el Vicecomodoro Sosa.

Prosiguiendo su exposición, los mandos militares fueron consultados sobre los plazos de incorporación de las nuevas aeronaves. Al respecto fue confirmado que se espera el arribo de los primeros cazas F-16 operativos para finales del año 2025, teniendo como unidad de asiento a la VI Brigada Aérea de Tandil, ubicada en la provincia de Buenos Aires. Para tal fin también fue mencionado que, independientemente de la selección de una u otras propuestas, la inversión y puesta en valor de las instalaciones debía realizarse a fin de acoger a cualquier sistema de armas independientemente de su origen, ya que la infraestructura edilicia data de los años 60´.

También el proceso de incorporación esta sujeto a los avances que se registren en el proceso de aprendizaje y entrenamiento de pilotos, técnicos y tripulaciones de apoyo, proceso que ya a iniciado con la selección de los primeros efectivos y el inicio de cursos de inglés técnico frente a las exigencia del programa F-16.

Consultados sobre el potencial de vida útil de los F-16, el Vicecomodoro Sosa expresó de forma categórica que las aeronaves podrán ser operadas por los próximos 25 años, destacándose, tanto por los mendos militares, como por los funcionarios civiles, que el avión de combate continua en producción y cuenta con casi una treintena de operadores a nivel mundial.

Un aspecto consultado también por los legisladores es la transferencia de tecnología asociada a la incorporación de los cazas F-16 y una posible participación de la Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (FAdeA). En este sentido, fue indicado que dicha transferencia se posa sobre cuestiones asociadas al manejo del software y de obtener capacidades de sostenimiento y mantenimiento; agregando que, al día de la fecha, no está contemplada la participación de la fábrica cordobesa en cuestiones industriales frente al exiguo número de unidades a ser adquiridas.

Por último, fue señalada y consultada por los diputados la incorporación de nuevos aviones de reabastecimiento para los F-16, ya que los actuales KC-130H de la FAA no son compatible con su sistema de pértiga. Si bien no es parte del programa que el Vicecomodoro Sosa lidera, este mencionó que es la intención de la Fuerza Aérea la incorporación de por lo menos dos aeroanves KC-135, el cual forma parte de un proceso en paralelo. Mientras tanto, junto a la compra de equipamiento para los cazas se ha previsto la incorporación de más tanques de combustibles externos con los cuales extender la autonomía de avión de combate, la cual se encontraría en las cuatro horas dependiendo del régimen de vuelo.

Sesión Comisión de Defensa Nacional 11 de junio de 2024:

*Fotografías empleadas a modo de ilustración.

Publicidad

Si te gustó este artículo, seguinos con un click en y suscribite a nuestros videos en YouTube .

Redaccion
Redaccionhttp://www.elestrategico.com
Equipo de redacción de El Estratégico

Dejá una respuesta

Compartí esta noticia

Suscribite a El Estratégico

Más leídas

Noticias
Últimas

Taiwán informa de un nuevo incremento de la actividad militar china cerca de su territorio

El Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán emitió...

China y Rusia inician ejercicio naval combinado en medio de tensiones con la OTAN

Fuerzas navales de China y Rusia iniciaron un...

La OTAN fortalece su presencia en el Mar Negro con el ejercicio Breeze 2024

En el marco del ejercicio Breeze 2024 de...