Con el último pedido por 17 nuevos cazas para la Armada de EE.UU., Boeing finalizará la producción del F/A-18 Super Hornet en 2027

Fecha:

Si bien aún le quedan décadas de servicio por delante, la producción del caza F/A-18 Super Hornet de la Armada de los Estados Unidos (US Navy) parece llegar definitivamente a su fin en el año 2027. Así puede desprenderse del último contrato adjudicado a Boeing el pasado 19 de marzo para la fabricación de 17 nuevos ejemplares de la variante Block III por un monto de US$ 1.300 millones.  

Uno de los motivos del final de la producción de Super Hornet se encuentra la falta de éxito por parte de Boeing en promover el cazabombardero embarcado durante los últimos años, teniendo como principal operador a la Armada de Estados Unidos y a la Real Fuerza Aérea Australiana.

Entre las apuestas más importantes realizadas en el pasado, se puede destacar la presentada a la Armada de la India para convertir al Super Hornet en el futuro caza embarcado de sus portaaviones, listándose diversos tipos de demostraciones frente a las autoridades navales indias. Sin embargo, el contrato para reemplazar a los MiG-29K que forman parte del Grupo Aéreo Embarcado de los portaaviones INS Vikrant e INS Vikramaditya fue otorgado a la empresa francesa Dassault con su caza Rafale.

La situación provocó que, durante el año pasado, en el marco de la modificación de un contrato de producción, se fijara originalmente al año 2025 como la fecha en la cual el F/A-18E/F Super Hornet finalizaría su fabricación. Sin embargo, como fue mencionado, desde la Armada y Congreso de Estados Unidos venían negociando la posibilidad de un último contrato por 20 ejemplares.

Esto quedó plasmado el pasado 19 de marzo, con la adjudicación del último contrato por 17 nuevos Super Hornet Block III para la Armada de EE.UU., fijando el inició de las entregas para el año 2026, siendo recibiendo el último caza en la primavera de 2027.  Como parte de la negociación, también se entregarán paquete de datos técnicos que jugarán un papel clave en la preparación y mantenimiento de los aviones.

Los F/A-18 E/F Super Hornet entraron en servicio en 1999 como reemplazo del F-14 Tomcat, desde el inicio del programa demostraron grandes resultados en un gran espectro de misiones como superioridad aérea, escolta de cazas, reconocimiento, reabastecimiento aéreo, apoyo aéreo cercano, supresión de defensa aérea y ataque de precisión diurno/nocturno.

Desde el Programa de Aeronaves Tácticas, el Director Ejecutivo Contralmirante John Lemmon expresó: “El Super Hornet sigue siendo un avión predominante en el ala aérea de los portaaviones y seguirá proporcionando una capacidad de combate significativa hasta la década de 2040“.

Por su parte, el Capitán Michael Burks, Gerente de Programa del F-A18, dijo: “Nuestro trabajo es garantizar que nuestros combatientes tengan todos los recursos necesarios para defender nuestra nación y regresar a casa sanos y salvos“.

Publicidad

Redaccion
Redaccionhttp://www.elestrategico.com
Equipo de redacción de El Estratégico

Dejá una respuesta

Compartí esta noticia

Suscribite a El Estratégico

Más leídas

Noticias
Últimas

¿Qué esperar de la cumbre sobre la paz en Ucrania?

La próxima cumbre sobre la paz en Ucrania,...

Algunos puntos sobre la política exterior de la nueva presidente de México

Con Claudia Sheinbaum como candidata electa a asumir...